Paranoia Agent, el anime que retrata el lado más oscuro de Japón

Paranoia Agent es un anime japonés estrenado en 2004, creado por Satoshi Kon, director de excelentes películas del género como Perfect Blue, Paprika y Tokyo Godfathers. La serie consta de una sola temporada de 13 capítulos de 25 minutos y se inscribe en el género de thriller psicológico.

Es un anime que impacta desde el principio, con un opening perturbador que exhibe a los protagonistas al límite del colapso. Mientras ríen a carcajadas, los vemos parados en el borde de un edificio, delante de una casa derrumbada por un tsunami, en las profundidades del mar, en un vertedero de basura, en una ciudad en ruinas y en lo alto de una torre de comunicaciones durante el estallido de una bomba atómica. Todo acompañado por una extraña pero hipnótica música de fondo, compuesta por el talentoso Susumu Hirasawa (compositor de la banda sonora de Berserk).



El director Satoshi Kon ha explicado que Paranoia Agent está compuesto de diversas ideas que tuvo para sus películas, pero que no pudo encajar en su momento en esas historias. Decidido a no desperdiciar tan buen material, compiló esas ideas y las insertó en la dinámica de una serie para televisión.

El argumento de Paranoia Agent

El punto de partida es relativamente sencillo: la diseñadora Tsukiko Sagi es presionada por su empresa para crear un personaje de ficción tan popular como Maromi (una especie de Hello Kitty en versión perro). Pero poco antes de la fecha límite, Tsukiko es atacada por un misterioso joven en patines, quien la golpea en la cabeza con un bate de béisbol y la deja inconsciente. Aunque la policía duda de su historia, dos detectives se ponen a investigar el caso, topándose en el camino con nuevas víctimas de quien los medios comienzan a bautizar como “el Chico del Bate”.

Los detectives Ikari y Maniwa interrogando a un sospechoso en el anime Paranoia Agent.

Durante la investigación, la única certeza a la que llegan los investigadores es que el Chico del Bate sólo ataca a las personas desesperadas, aquellos que no encuentran salida a los problemas de su vida. Pero las cosas se complican cuando el Chico del Bate no se conforma sólo con golpear a las víctimas, sino que empieza a cometer asesinatos.

El trasfondo de Paranoia Agent

La trama de Paranoia Agente funciona más que nada como una excusa para tratar las grandes problemáticas del Japón (y el mundo en general) actual. A través de sus episodios se desarrollan temas como el exceso de trabajo y la presión laboral, las violaciones, el bullying, la corrupción policial, el incesto, el sensacionalismo de la prensa, la adicción a los videojuegos, el suicidio y la soledad, entre algunos otros. Hasta se permite una dura crítica a la propia industria de la animación, en uno de sus capítulos más impactantes.

El detective Keichii Ikari y Tsukiko Sagi, del anime Paranoia Agent.

Si bien la historia del Chico del Bate conecta todo el argumento, la mayoría de los capítulos funcionan como entes separados, donde se presentan nuevos personajes con diferentes traumas a los que no pueden hacerles frente. Por momentos resultan incómodas y hasta perturbadoras algunas situaciones, en las que se muestra el drama y las desgracias más profundas a través de un sentido del ridículo casi exasperante. Pero en el fondo, este es precisamente el objetivo del anime, que pretende exhibir la naturaleza absurda del mundo.

Facundo

Periodista y Licenciado en Comunicación Social. Apasionado por la escritura y los viajes. Estudiante de japonés e interesado en todo lo relacionado con la cultura de China y Japón.

Comentar este artículo