Origami, el arte japonés de doblar papel

El origami es un arte tradicional de Japón, que consiste en crear figuras plegando un trozo de papel, sin utilizar tijeras ni pegamento. El nombre “origami” proviene de la combinación de las palabras “ori” (折り, “doblar”) y “kami” (紙, “papel”).

Para realizar origami se utiliza un papel japonés tradicional llamado washi. Es fabricado con madera de árboles locales y procesado a mano, y ligeramente más grueso y resistente que el papel común hecho de pulpa de madera. El washi para origami suele venderse en cuadrados o rectángulos, que son las formas en base a las cuales se realizan la mayoría de las figuras.



Orígenes del origami

El origami surgió en Japón durante el período Heian (794-1185), cuando el papel llegó al país desde China. Como era un insumo caro, en sus comienzos estuvo restringido a las clases más altas de la sociedad.

Las primeras figuras se utilizaban en ceremonias sintoístas, como regalos de la nobleza y para sellar documentos. Hay que destacar que por ese entonces se trataba de un arte basado más que nada en la imaginación. La mayoría de las figuras eran simbólicas, y con unos pocos pliegues representaban espíritus de la naturaleza o sentimientos.

Maestro Yoda, de Star Wars, hecho en origami.

Recién en el período Edo (1603-1868) el papel se volvió más accesible, y comenzaron a aparecer figuras más clásicas, como la conocida grulla (鶴, “zuru”).

Por ese entonces, se popularizó la costumbre del senbazuru (千羽鶴), basada en la creencia de que si se construyen mil grullas de papel se cumplirá un deseo. En la mitología japonesa la grulla es un ser que vive mil años, y allí encuentra justificación el mito.

El senbazuru se mantuvo a lo largo del tiempo, y todavía es habitual que las mil grullas se regalen en acontecimientos importantes, como una boda o un nacimiento.

Origami de mil grullas de papel.

Curiosidades del origami

A través de sus más de mil años de historia, el origami se convirtió en una práctica ancestral para los japoneses, al nivel del sumo y el bonsái.

Uno de los mayores exponentes de este arte fue Akira Yoshizawa (1911–2005), quien dedicó gran parte su vida a la práctica del origami, y creó más de 50 mil figuras. Como reconocimiento, en 1983 fue condecorado con la Orden del Sol Naciente por el Emperador Hirohito.

En 2012, Google publicó uno de sus famosos doodles (las imágenes con el nombre del buscador que aparecen en su página principal) con aspecto de origami, en homenaje al 101 aniversario del nacimiento de Yoshizawa.

Doodle de Google representado como origami.

Y aunque a simple vista parezca que se trata sólo de un hobbie, los japoneses utilizan el arte de doblar papel para cosas más serias. Por caso, en octubre de 2015 la compañía LAPIS Semiconductor presentó el Orizuru, un drone hecho enteramente de papel, con forma de grulla y que pesa sólo 31 gramos.

Cómo hacer una grulla de origami

¿Tanto hablar de origami les dio ganas de probar? Les dejamos un sencillo video con los pliegues básicos para crear su propia grulla de papel. Con paciencia y dedicación, cualquiera es capaz de lograrlo.

Facundo

Periodista y Licenciado en Comunicación Social. Apasionado por la escritura y los viajes. Estudiante de japonés e interesado en todo lo relacionado con la cultura de China y Japón.

Comentar este artículo