El mundo de las onomatopeyas japonesas

Una onomatopeya es una palabra que se forma por imitación del sonido de aquello que designa. En el idioma español, algunos ejemplos comunes son guau guau (perro), miau miau (gato) o quiquiriquí (gallo). En general, son expresiones simples con un contenido básico. Pero las onomatopeyas japonesas constituyen un mundo aparte.

En Japón también se verbalizan sonidos que no tienen palabra, pero de una forma mucho más extensa. A diferencia de las occidentales, las onomatopeyas japonesas se usan para representar sentimientos, movimientos y hasta verbos. Los japoneses las tienen interiorizadas y las incluyen de forma natural en su discurso del día a día.



Esto puede explicarse en parte porque el japonés no tiene tanta variedad de verbos y adjetivos como otros idiomas. El verbo naku (鳴く), por ejemplo, designa la mayoría de los sonidos que hacen los animales. Para individualizarlos, es cuando utilizan las onomatopeyas: los perros hacen wan wan, los cuervos kaa kaa y los pájaros chun chun, entre otros.

El dolor físico es otra cosa difícil de expresar en japonés. Por eso existe una amplia variedad de onomatopeyas que describen sus variantes: kiri kiri, zuki zuki, piri piri y un largo etcétera. De hecho, es muy común que se usen las onomatopeyas japonesas para explicarle al médico qué clase de dolor tenemos.

Clasificación de las onomatopeyas japonesas
Paso de un tren por las vías en manga.
“Gaton gaton”: onomatopeya del paso de un tren por las vías.

Las onomatopeyas japonesas se clasifican en cinco categorías diferentes. Las dos primeras agrupan más o menos las mismas que pueden encontrarse en el español. Son sonidos reales, ya sea de animales u objetos. Pero las otras tres categorías hacen referencia a sonidos que no existen: un sentimiento, la forma de moverse o cómo se mira algo.

Estas son las cinco categorías de las onomatopeyas japonesas:

Giongo (擬音語): sonidos producidos por objetos inanimados y por la naturaleza. El kanji 音 (oto) significa sonido. Ejemplos: potsu potsu (caen gotas de lluvia), ton ton (cuchillo al cortar la comida sobre una tabla).

Giseego (擬声語): sonidos de animales y seres humanos. El kanji 声 (koe) significa voz. Ejemplos: wan wan (ladrido de un perro), moo moo (mugir de una vaca).

Onomatopeya japonesa doki doki.
“Doki doki”, la onomatopeya que representa los latidos del corazón cuando se tiene agrado por algo o por alguien.

Gitaigo (擬態語): condiciones y estados. El kanji 態 (tai) significa condición. Ejemplo: bisho bisho (estar empapado).

Giyoogo (擬容語): movimientos de animales y seres humanos. El kanji 容 (yoo) significa capacidad. Ejemplos: paka paka (caballo trotando), noshi noshi (elefante caminando).

Gijoogo (擬情語): sentimientos del ser humano. El kanji 情 (joo) significa sentimiento. Ejemplos: gakkuri (decepcionado), uki uki (optimista).

Facundo

Periodista y Licenciado en Comunicación Social. Apasionado por la escritura y los viajes. Estudiante de japonés e interesado en todo lo relacionado con la cultura de China y Japón.

Comentar este artículo