El fenómeno de las máquinas expendedoras de Japón

Las máquinas expendedoras de Japón son un fenómeno de masas. Se estima que hay alrededor de cinco millones en todo el país, lo que da un promedio de una máquina cada veinticinco personas.

Se las encuentra en los hoteles, en los hospitales, en la estaciones, en los parques y en todo tipo de edificios. Pero, sobre todo, las maquinas expendedoras de Japón están en la calle. En casi todas las calles, incluso en las más oscuras y apartadas. Y siempre muy bien conservadas y funcionando correctamente.



¿Qué venden las máquinas expendedoras de Japón?

Los productos que se pueden encontrar en estas máquinas abarcan un amplio rango. Los más comunes son las bebidas frías, como agua, gaseosas, jugos, cerveza y sake. También hay infusiones calientes, como té, café y chocolate, entre otros.

Pero la oferta de las máquinas expendedoras de Japón no termina ahí. También se pueden encontrar comidas (frías y calientes), como ramen, helados, hamburguesas, frutas, verduras, papas fritas, golosinas y pizza.

Máquinas expendedoras de Japón en una calle oscura.

Más allá de lo gastronómico, las máquinas ofrecen además artículos como revistas, mangas, paraguas, entradas para espectáculos, amuletos budistas, arreglos florales, juguetes, ropa, libros, tarjetas SIM e incluso cigarrillos.

Claro que en el caso de los cigarrillos y las bebidas alcohólicas las máquinas necesitan comprobar la edad del comprador, para no venderle a los menores de edad. A tal fin, pueden escanear un documento de identidad (como el pasaporte o el carné de conducir) y validar la transacción.

Con tal abanico de ventas, no es de extrañar que los ingresos de las máquinas expendedoras de Japón superen los sesenta mil millones de dólares anuales.

¿Por qué hay tantas máquinas expendedoras en Japón?

Máquina expendedora de Japón en una zona rural.

Japón tiene algunas de las ciudades más pobladas del mundo y una fuerte atracción por el consumo, pero no es ni de cerca el único país con estas características. ¿Por qué, entonces, las máquinas expendedoras proliferan allí mucho más que en cualquier otro sitio? Hay varias razones posibles.

Según Business Insider, un importante sitio web estadounidense de noticias financieras y comerciales, las máquinas expendedoras son una solución al alto costo salarial en Japón, fomentado por el bajo índice de natalidad, el envejecimiento de la población y la falta de inmigración.

Las máquinas expendedoras eliminan la necesidad de los empleados de venta, ya que sólo requieren de la visita periódica de un operador para reponer los suministros y sacar el efectivo.

Máquinas expendedoras de Japón en una zona histórica.

Otra de las razones apunta a la excesiva densidad de población y la consecuente suba de los precios del sector inmobilario. De esta manera, no sólo la mayoría de los japoneses no tienen mucho espacio en sus hogares para almacenar artículos de consumo, sino que a las empresas les resulta más barato poner una máquina expendedora en cada calle que abrir un local de ventas.

También influye el hecho de que Japón es uno de los países más seguros del mundo. El vandalismo y los robos son muy extraños y esporádicos, por lo cual no hay peligro en dejar una máquina expendedora llena de yenes en una calle solitaria. Empresas similares en otros países del mundo (en la mayoría de ellos) ni siquiera considerarían la posibilidad de operar estas unidades autónomas en la vía pública.

Máquina expendedora de Japón bajo el paso elevado de una calle.

Finalmente, otra de las razones por las que en Japón hay tantas máquinas expendedoras es la fascinación de la sociedad japonesa con la tecnología. Como casi ningún otro pueblo, el japonés tienen una gran consideración y confianza en los sistemas automatizados.

Fotos: Eiji Ohashi (colección Roadside Lights)

Facundo

Periodista y Licenciado en Comunicación Social. Apasionado por la escritura y los viajes. Estudiante de japonés e interesado en todo lo relacionado con la cultura de China y Japón.

Comentar este artículo