El dragón, símbolo de la cultura china

El dragón (lóng en chino) es una criatura mitológica originada hace miles de años en la antigua China. Aunque su figura se ha expandido por todo el mundo, en su país de origen es donde más influencia ha conseguido, transformándose en un verdadero símbolo nacional.

La imagen del dragón chino aparece en palacios, en la literatura, en la pintura y hasta en la simbología imperial. La “capa del dragón” era una túnica que sólo vestía el monarca, quien a su vez se sentaba en el llamado “trono del dragón” y estampaba su firma junto a un sello con un dragón.



Incluso la primera bandera nacional china, creada durante la dinastía Qing (1644-1912), tenía como figura principal a un dragón. Y de los doce animales del horóscopo chino, el dragón es el único que no existe en la realidad.

Primera bandera nacional de China.
La primera bandera nacional de China.
¿De dónde viene el dragón chino?

El origen del dragón no está claro, aunque existen diversas teorías. Una de ellas afirma que las sociedades primitivas que habitaban el territorio de la actual China adoptaron este ser mitológico como protector. De hecho, diversos objetos pertenecientes a la dinastía Shang (1700-1200 a.C.) fueron encontrados con dibujos de dragones primitivos: una mezcla de serpientes, peces y cocodrilos.

Otro mito popular relaciona el origen del dragón con Qin Shi Huang, el primer emperador de la China unificada. Aparentemente, el monarca tenía una serpiente en su escudo de armas, y cada vez que conquistaba un nuevo reino incorporaba el emblema del enemigo derrotado al suyo. Esto explicaría por qué el dragón tiene características de diversos animales.

Siguiendo este razonamiento, se llegó a creer que Qin Shi Huang era hijo del Dios dragón, por lo que en la mitología popular los chinos se consideraban a sí mismos como descendientes del dragón, y a su país como el país del dragón.

Escultura de un dragón en la Ciudad Prohibida de Beijing, China.
En la Ciudad Prohibida de Beijing, las figuras de dragones se encuentran por doquier.
Las características del dragón

Aunque se ha interpretado de diferentes formas a lo largo de la historia, el dragón siempre se describió como una mezcla de otros animales. Entre sus rasgos comunes podemos citar el cuerpo de una serpiente, las escamas de una carpa, los cuernos de un ciervo, las garras de un águila, las orejas de un toro, los pies de un tigre y los ojos de una langosta. Y aunque se acepta que los dragones chinos carecen de alas, se les atribuye la capacidad de volar.

En cuanto a sus características espirituales, los dragones siempre fueron tomados por criaturas sabias, poderosas y justas. Los antiguos chinos les rendían pleitesía y les realizaban ofrendas para mantenerlos contentos, y gozar así de su bendición.

El poder de los dragones se relacionó siempre con el agua, ya que se decía que habitaban en las cascadas, ríos y mares. De la misma manera, serían capaces de hacer llover y vaticinar tormentas, por lo que los campesinos los consultaban asiduamente.

Facundo

Periodista y Licenciado en Comunicación Social. Apasionado por la escritura y los viajes. Estudiante de japonés e interesado en todo lo relacionado con la cultura de China y Japón.

Comentar este artículo