Cómo se celebran los cumpleaños en China

A diferencia de lo que sucede en los países occidentales, los cumpleaños en China no se consideran un gran evento. Nada de fiestas, ni de tortas, ni de regalos. Quizás alguna tibia felicitación de los parientes y amigos más cercanos y nada más. Un día como cualquier otro.

Hay algunas excepciones. El primer cumpleaños, por ejemplo, sí reviste gran importancia, aunque la celebración incluye una serie de aspectos un tanto curiosos. Para empezar, la edad no se cuenta igual que en Occidente. Los chinos consideran que los nueve meses de gestación son parte de la vida, por lo que a los tres meses de nacidas las personas ya tienen un año. Pasados doce meses de esa fecha, cumplen dos.



En la celebración del recién nacido se rodea al bebé con una serie de objetos variados, como pueden ser libros, monedas, muñecos y ábacos, entre otros. El niño debe agarrar uno de esos elementos, y se cree que lo que elija simboliza el futuro de la persona. Por ejemplo, un libro puede significar que se convertirá en escritor, el ábaco en empresario, y así sucesivamente.

Bebé chino eligiendo los objetos que simbolizan su futuro en una típica celebración de cumpleaños chino.

Otra importante fecha de cumpleaños en China son los sesenta. Esto se debe a que la astrología china divide el tiempo en ciclos de sesenta años, donde cada año corresponde a uno de los doce signos del horóscopo chino y a uno de los cinco elementos esenciales del universo (agua, tierra, madera, fuego y metal). Entonces, se considera que cuando una persona cumple sesenta años completa un ciclo de vida, ya que a ese momento corresponde exactamente el mismo signo y el mismo elemento que en el año en que nació.

¿Los cumpleaños en China no se celebran en absoluto?

En general, no. Pero como con todo, las costumbres van cambiando de acuerdo a los nuevos tiempos que corren, influenciadas por la globalización. Por eso, muchos chinos han comenzado a celebrar sus cumpleaños como los occidentales, pero manteniendo algunas de sus costumbres.

Por ejemplo, se considera de mala suerte celebrar un cumpleaños de manera tardía. Tiene que hacerse el mismo día o, de ser imposible, antes.

Cháng shòu miàn o “tallarines de la longevidad” chinos.

También es tradición que el cumpleañero coma los cháng shòu miàn (長壽麵), “tallarines de la longevidad”. Son una especie de fideos muy largos, de una sola pieza, que llenan todo un plato y deben ser comido sin cortarlos. Simbolizan la vida, y se cree que cuanto más coma la persona más larga será su vida.

Otra cosa muy importante relacionada con los cumpleaños chinos es que nunca debe preguntarse la edad. Esto no es extraño, ya que se considera de mal gusto en muchas culturas. Pero en China existe un pequeño truco para conocer el dato sin ser irrespetuoso: preguntar cuál es su signo zodiacal. Como a cada signo corresponde un año dentro de un período de doce, es fácil deducir la edad en base a la respuesta.

Para terminar, una información fundamental: ¿cómo se dice “feliz cumpleaños” en chino? Shēngrì kuài lè (生日快乐).


Facundo

Periodista y Licenciado en Comunicación Social. Apasionado por la escritura y los viajes. Estudiante de japonés e interesado en todo lo relacionado con la cultura de China y Japón.

Comentar este artículo