Comer en China: ¿cómo comportarse en la mesa?

Sentarse a la mesa en cualquier país es un importante momento del protocolo social. Hay ciertas etiquetas que son universales, pero otras varían según las costumbres y tradiciones de cada lugar. El momento de comer en China es muy importante, por lo que es bueno conocer algunos comportamientos para encajar.

Para comenzar, lo más probable es que si te invitan a una comida grupal en China, la mesa sea redonda. El anfitrión o la persona más importante se sentará de frente a la puerta de entrada. A continuación, las sillas se irán ocupando de acuerdo a la importancia de los otros comensales. Los de mayor jerarquía ocuparán los asientos más cercanos al principal.



Hay que destacar que, a diferencia de lo que ocurre en otros países, al comer en China todos los alimentos se colocan en el centro de la mesa, distribuidos en platos pequeños. Cada persona debe servirse en su propio plato un poco de cada alimento, y vuelve a dejarlo en su sitio. Es importante probarlos todos, y no dejar comida en el plato. A los anfitriones les gusta ver que sus invitados han disfrutado lo que se les ha servido.

Otra cosa a la que hay que acostumbrarse para comer en China es a los palillos. Se utilizan para comer y también para servirse, y es de mala educación chuparlos o dejarlos en los platos compartidos.

Mesa con platos de comida china.
Una mesa habitual en China.

La bebida es otro elemento importante durante las comidas chinas. En los restaurantes suelen servir té gratis, pero si eres parte de un grupo probablemente ofrezcan alcohol. Si se celebra una ocasión especial, a los chinos les gusta mucho brindar.

¿Y qué pueden ofrecerte para comer en China? Absolutamente de todo, y la oferta varía según la región. Lo que siempre estará presente es el arroz, no como plato principal, sino como acompañamiento, como lo puede ser el pan en otros países. También es probable que haya uno o más tipos de sopas. En ese caso, es importante recordar que es de mala educación NO hacer ruido al tomarla. Hay que sorber la sopa con exageración, para así demostrarle al anfitrión que su comida es deliciosa.

Facundo

Periodista y Licenciado en Comunicación Social. Apasionado por la escritura y los viajes. Estudiante de japonés e interesado en todo lo relacionado con la cultura de China y Japón.

Comentar este artículo